¿Cómo atraer la presencia de los Ángeles?

Los ángeles fundamentalmente pueden verse atraídos por el aura de las personas; si son luminosas, con bellos colores, por la música de sus corazones; es decir; por la naturaleza de sus sentimientos-pensamientos. Pero hay también algunas cosas que encantan y convocan la presencia de este reino. Cosas que pueden convertir nuestro hogar en un refugio para ellos; y a una persona en un “magneto” que los atraiga. Veamos cuales son:

Aromas
Hay aromas que favorecen la presencia de estos maravillosos seres de luz, por ejemplo los perfumes, algunos aromas como a rosas, jazmín, nardos, lirios, etc. Tener flores naturales o bien sahumerios u hornillos que aromatizan es muy positivo.

Sonidos
Gustan de los sonidos armónicos que puedan venir de un instrumento musical, como un arpa, un piano o una flauta. Se deleitan del sonido de las campanillas, los atrae poderosamente. Tanto es así, que muchísimas veces la visitación de un ángel esta acompañada no solo por un exquisito perfume sino por el bello tintineo de campanillas.
Para los hogares, es recomendable el uso de campanitas de viento o llamadores o carillones, colocados en lugares donde puedan moverse con brisas pequeñas y no expuestos a continuas ráfagas, para que no se conviertan en molestos más que armoniosos. El tintineo acerca a las entidades espirituales y aleja a las negativas o perturbadoras. Los llamadores de ángeles, como su nombre lo indica, son bellos convocantes para los integrantes de este reino.
El agua corriendo armoniosamente en una fuente también puede ayudar a crear un ambiente que ellos disfruten.

Colores
Los colores claros, luminosos, los colores del arco iris, son sus preferidos. Algunos consejos para aplicar en nuestras casas podrían ser:

a) Ambientes iluminados y ventilados.
b) Paredes de colores claros. Para ubicar los colores adecuadamente dentro de la diagramación de nuestros hogares, podemos utilizar el conocimiento espiritual que tenemos de ellos. Por ejemplo: usar el amarillo claro para los lugares de estudio; el rosado donde deseamos reforzar los vínculos afectivos familiares; el verde claro para lugares de descanso, ya que es un color muy favorable para la relajación del sistema nervioso; el blanco para lugares de meditación o trabajo espiritual.
c) La decoración es muy importante. Se deben elegir objetos armónicos donde sea la belleza la que se encuentra en relieve: estatuas, jarrones, adornos de cristal, etc. Los cuadros que sean representaciones de la belleza, tanto en las formas que contienen como en los colores que poseen. Las velas acompañadas con lindos candelabros o quizás luminarias de aceite ayudan a armonizar el hogar y atraen al reino de la luz. No olviden que “la luz atrae la luz”. Las formas armónicas, especialmente las redondeadas, como ondas, circulares y las que no son agresivas, ayudan para crear lugares realmente confortables y atractivos para ellos. Mandalas de bellas formas y colores ayudan a la concentración de energías espirituales benéficas.
d) El color de la vestimenta personal. Usar colores claros o pasteles. Hay una enseñanza que explica los colores convenientes para usar cada día de la semana, de acuerdo con las energías que se manifiestan en la Tierra en cada momento en particular:

Domingo: azul
Lunes: amarillo
Martes: rosa
Miércoles: blanco
Jueves: verde
Viernes: anaranjado
Sábado: violeta

Orden y Limpieza
Una de las leyes del cielo es el orden. Ellos gustan del orden, de las ceremonias, de los rituales organizados. Ellos gustan de ver que nuestras casas estén ordenadas y limpias, ya que el desorden y la suciedad es desarmonia, y no es el hábitat que prefieren para vivir.

Naturaleza
Los jardines ordenados, cuidados con plantas, especialmente con flores, son como santuarios para los ángeles.

Música
Utilicemos bella música para ambientar nuestros hogares, lugares de trabajo o esparcimiento; los ángeles harán su parte. Ellos recogerán las dulces notas y las conducirán donde sean necesarias. Los ángeles aman la música de la naturaleza y aman todo lo que sea música armoniosa, la buena música; la que eleva a las personas a estados de serenidad, recogimiento interior o exaltación espiritual.
Así como los aromas y los colores, es la música un magneto poderoso para atraer a los ángeles; pero, a no olvidarse que el mayor imán que tiene el hombre para el contacto con los ángeles es el amor. Vivir con amor, pensar con amor, desear el bien para todo y para todos.

No lo duden y hagan con FE su llamada a los ángeles. También recordar que debemos agradecer cuando se nos concede aquello que hemos pedido en nuestra vida.

“La gratitud es la puerta abierta al Creador a mayores cosas.”

Desconozco el autor.
1 comentario

Entradas populares de este blog

El Ángel Guardián ☆ Gabriela Mistral

En algún lugar del Cielo...